7/11/10

Cinecritica: Perros de Reserva

PERROS DE RESERVA (RESERVOIR DOGS, EU, 1992)

La opera prima de Quentin Tarantino es uno de los mejores debuts que me ha tocado ver, aunque claro esta, existe una prueba de que esta no es la primera incursión en el cine para Tarantino ya que en 1987 dirigio una cinta de poco más de una hora que debido a un incendio perdio la mitad de su metraje y quedo en solo 35 minutos, un mediometraje con una pelicula partida, es por ello que "Reservoir Dogs" se considera la verdadera opera prima de Tarantino (aunque obviamente no lo es), de cualquier manera la cinta cuasi-independiente de Tarantino sobre un grupo de ladrones profesionales es una muy buena cinta, que crea una atmosfera de tensión y desesperación creible, con buenas actuaciones, con los tipicos dialogos desatados de Tarantino, una dirección elegante y con un psicopata que de verdad da ñañaras. A decir verdad el lastre que le encuentro a la cinta es uno que quiza los fans de Tarantino adoran, los dialogos larguisimos del director, es cierto que resultan divertidos y tienen ese toque "Tarantinesco" pero pienso que no aportan nada a la trama, digo... primero si porque te das cuenta de como es el personaje pero en la cuarta platica entre los mismos la situación cansa un poco y los monologos se sienten pesados, aunque claro esta que algunas platicas y monologos son más logrados que otros y por ello el desequilibrio que se siente en las cintas de Tarantino.

Y de que va? Un grupo de ladrones profesionales roban un cargamento de diamantes que llego a un banco, estos son manejados por Joe (Lawrence Tierney, bien), un tipo que parece "The Thing", y por su hijo Eddie (Chris Penn), el grupo esta conformado por el amable Mr. White (Harvey Keitel, muy bien), el sociopata asesino Mr. Blonde (Michael Madsen robandose la pelicula cada vez que sale), el inteligente profesional cobarde Mr. Pink (adecuado Steve Buscemi), el joven Mr. Orange (Tim Roth, muy bien), el experimentado Mr. Blue (Edward Bunker), y el parlanchin Mr. Brown (Quentin Tarantino). En el robo algo sale mal y la situación se pone fea, muchos policias aparecen en el lugar como si estuvieran esperandolos y cada quien escapa como puede para llegar al lugar de reunión, Mr. White llega al lugar con Mr. Orange herido en el estomago, despues llega Mr. Pink y empiezan las deliberaciones sobre lo que sucedio en el robo y llegan a la conclusión de que alguien los ha traicionado, tienen a alguien infiltrado en el grupo y solo queda la pregunta de ¿quien es el topo?

A ellos se une Mr. Blonde quien hizo una matanza en el lugar y llega con un policia a quien torturan para que les diga quien es el traidor mientras esperan que Joe llegue al lugar a poner las cosas en su lugar. La pelicula esta muy bien hecha con una buena historia narrada a forma de flashbacks para contar la historia particular de cada integrante del grupo, asi mismo la sensación de paranoia se siente muy real ya que nadie confia en nadie debido a que nadie se conoce por lo que el traidor pudiera ser cualquiera, además la pelicula tiene algunos chistes y platicas hilarantes, y el personaje psicopata sadico de Mr. Blonde esta perfectamente encarnado por Michael Madsen y tiene la mejor escena de la pelicula con la tortura del policia y Mr. Blonde moviendose al ritmo de la musica mientras disfruta sadicamente, además tiene escenas memorables como la del enfrentamiento final y el tragico final, o la imagen de los elegantes maleantes caminando al salir del restaurante, en conclusión una buena pelicula que muestra los dotes que Tarantino despues puliria.

Calificación: 8.6 - Muy Bien

2 comentarios:

sofia martínez dijo...

¡Estupenda! Perros de reserva, ha sido de mis favoritas, es un film que catapultó a la fama al reconocido director, ya que la crítica especializada lo aplaudió y hasta sus días es considerado como una película de culto, sin embargo en taquilla no le fue del todo bien. Dos elementos que yo destaco muchísimo es la participación de Steve Buscemi y por supuesto lo diálogos banales, en los que los personajes masculinos se ven enfrascados.

Light dijo...

Por supuesto, los diálogos banales que no dicen nada o quizá dicen todo, le funciono tanto a Tarantino que se convirtió en su sello y los repite en sus películas, aunque quizá nunca tan bien usados como aquí, ver a Buscemi escupir que no esta obligado a dar propina y explicarse mientras los otros le contradicen es oro puro.