10/1/11

Cinecritica: El Infierno

EL INFIERNO (MEXICO, 2010)
Con esta cinta cierro las reseñas de la trilogia de México de Luis Estrada, quien por lo visto ya no alcanzara el nivel que logro con su obra mayor "La Ley de Herodes", a pesar de que esta cinta al parecer ha sido la que ha tenido mayor exito comercial la verdad es que arrastra muchos lastres aunque tampoco se pueden negar sus virtudes, de hecho de lo mejorcito de la cinta es su propaganda que se repite al comenzar los creditos de la cinta, es decir la propaganda que se uso para el bicentenario "Mexico 2010" pero con la leyenda "nada que celebrar" pintada abajo, con esto se muestra todo el humor y la mala leche que tiene la cinta. Esta vez Estrada hace satira de todo lo anterior: la politica, la iglesia, la sociedad, el mexicano como individuo, la familia, solo que a través del narcotrafico, el mensaje de Estrada es sencillo, el narcotrafico destruye todo con lo que tiene contacto, lo corrompe, lo ensucia, lo desvia, y una sociedad que idolatra al narco es lo peor que hay.... vaya que da miedo su discurso pero por desgracia hay una cierta contradicción en la cinta.

Y de que va? Benjamin Garcia vuelve de los Estados Unidos donde no tuvo mucha suerte, nunca encontro un trabajo estable y solo sobrevivio en la miseria, al
 volver a México en el camino todos se aprovechan de él, al llegar al pueblo de San Miguel (N)Arcangel se da cuenta de que las cosas estan peor que cuando se fue, no hay empleo ni dinero, el pais vive en la miseria, y lo que es peor, ahora controlado por el narcotrafico, asi Benny descubre que su hermano se hizo maton del narcotrafico y que fue asesinado hace tiempo, su mejor amigo el "Gordo" Mata  el "Cochiloco" (Joaquin Cosio robandose a cinta) ahora es el maton de la mafia de mayor rango, y le ofrace chamba, el "Benny" no la quiera aunque como busca encamarse a la cuñada Lupe (guapisisima Elizabeth Cervantes) y la mejor forma de hacerlo es sacar a su sobrino de los lios en los que se mete, para lo que se ocupa dinero y poder, pues... más tardara el Benny en decir que nunca le hará a eso cuando ya le este pidiendo chamba al cochiloco.


A partir del momento en que empieza a trabajar para el capo de la mafia del
 lugar, un tal Don Jose Reyes (Ernesto Gomez Cruz, bastante bien) que quiere eliminar a su hermano Francisco (tambien Gomez Cruz) para asi hacerse de la zona, el Benny prueba todas las "mieles" de su chamba, droga, mujeres, poder, dinero, buenisima cuñada, claro esta con la carga que lleva el trabajo, que en realidad no pide más que maldad y estomago fuerte, hacer mandados para el jefe y descabezar cristianos (literalmente) mientras la guerra entre hermanos se desata, y obviamente al final Benjamin sentira los estragos del narcotrafico, cuando todo se le devuelva. Y eso justamente es el mensaje del filme, el narco destruye todo lo que toca, sea gobierno local representado aqui por el ninguneado alcalde, sea el federal con el Capitan Ramirez (Gimenez Cacho tan bien como de costumbre), sea la iglesia con el sacerdote bendiciendo lo que sea con tal de que haya buen pago de por medio, sea la policia que se vende por cualquier moneda y por el miedo, sea la misma sociedad que se droga, vende droga, disfruta el dinero del narco, sea el mismo individuo como Benjamin.


Y es que Estrada nos muestra que somos una sociedad de doble moral por más que critiquemos a los gringos de ello, vease aqui a Benjamin que no soporta que su cuñada se prostituya para sobrevivir pero que solo espera las primeras de cambio para llevarla a la cama, sea la madre de este que no quiere que su hijo entre al narco pero que esta contentisima con los regalos y hasta pide más, sea la madre que perdio a su hijo asesinado pero sigue vendiendo drogas, sea el capo de la droga hablando de familia mientras manda asesinar a sus sobrinos, sea la cuñada Lupe que no duda en dar su cuerpo con tal de vivir mejor, sea un pobre diablo que le pone dedo al hermano porque este no lo metio a la droga, sea el padrino que bien que habla pero no duda en poner el negocio con dinero sucio, sea el "Cochiloco" con su doble vida, por un lado desalmado asesino por otro modelico padre de familia, sea el ejercito que entrega personas más capacitadas para el narco, y aquie podria decir, sea la misma sociedad que dice estar harta pero que no quiere que se les castigue a los narcos, y peor aun, se les idolatra, eso es algo raro ya que el narco no friega a nadie más que a la sociedad y lo peor es que nos sentimos felices y orgullosos de ello, pero ya divague de más, en cuanto a la cinta creo que se alarga en demasia y que arrastra algunos lastres, como el hecho de algunas escenas que no son co
rtadas (la toma sigue y ya no pasa nada), y el final se alarga en demasia, tanto asi que cansa, ya sabemos que pasará y dura mucho en llegar ahi, además tiene dos epilogos, es demasiado, por otro lado Cosio se roba la cinta y por ello quiza la cinta se contradice, porque su personaje es el mejor trabajado, en tanto que la relación padre-hijo del capo es divertidisima, claro que es una alusión referencia a otras cintas, y es que en esta cinta hay pa' tirar pa' arriba, de cualquier manera la cinta no es gran cosa, ni revolucionara el cine mexicano, ni es la mejor pelicula mexicana en tantos años.

Calificación: 7.4 - Interesante