27/8/15

Cinecritica: Otro Dia para Matar

OTRO DIA PARA MATAR (JOHN WICK, EU, 2014)
En la escena clave de la pelicula y quiza la mejor, el poderoso mafioso Viggo Tarasov (Michael Nyqvist, bastante bien) le reclama al habil, concentrado y determinado John Wick (Keanu Reeves regresando de entre los muertos para ser el unico y verdadero John Wick con la mismas características del personaje) que esta haciendo un desmadre por un carro y un perro a lo que Wick contesta que no eran eso, sino el unico lazo que le quedaba con su fallecida esposa por lo que ahora no queda de otra que entregarle a su hijo, Wick le escupe todo esto con fuerza, subiendo el tono, con enojo, con ira, con desesperación, con amenaza, reiterandole lo mismo, su hijo le quito todo y pagara por ello sin importar que o sobre quien deba pasar, incluyendolo. En efecto ahi se resume la cinta, esa es la trama, no es una excusa sino la muestra de que las personas como John Wick no les importa nada mas alla de retribuir el daño hecho, son irracionales como el mismo antiheroe dice pero debo decirlo, es un tremendo placer culpable ver como este tipo imparable va tras de un creido y malcriado narcojunior que piensa que puede hacer lo que se le venga en gana sin que nadie lo pueda tocar.

Pero las cosas quedan muy claras desde el inicio, John Wick entierra a su esposa y recibe su ultimo regalo, su despedida, que no es otra cosa que una pequeña perra que lo empieza a levantar, a superar su duelo, a no irse a la obscuridad, en su tiempo libre se desestresa pero echando gasolina se topa con un junior ruso que quiere comprar su carro, al negarse ve como este hace berrinche, no le da importancia y esa noche irrumpen a su casa, lo golpean, roban su carro y matan a su perra, John despierta y busca su carro, o mejor dicho pregunta quien le hizo eso para empezar a cazarlo sin descanso, mientras Viggo se entera de lo que hizo su hijo y le explica a su hijo quien es John Wick, un asesino imparable que trabajaba con ellos, que puso los cimientos de su mafia, que se retiro por una mujer y a solo dias de que esta falleciera lo hizo encabronar, ahora el, el hombre de la bolsa (mas que adecuado ya que va tras el niñato tonto que hizo mal) lo buscara sin descanso para que pague lo que debe.

De aqui en adelante sabemos de que va la cosa, el invencible Wick se descabecha mas de una decena que mandan tras el, ponen precio a su cabeza, los asesinos lo buscan, se aloja en cierto hotel para asesinos que visten traje sastre, da monedas de oro a cambio de que una empresa de limpieza se encargue de los cuerpos, va tras el junior en pleno edificio de fiesta donde Wick se enfrenta con todo el poder de la mafia, es atacado por una asesina a sueldo sexy, tiene un enfrentamiento en cierto bodegon, irrumpe una casa de seguridad y se da un festin balaceando arriba del auto, todo esto con una banda sonora buenisima que se adapta perfectamente a la coreografía super estilizada de los tipos perfectamente vestidos, asi uno se emociona, se mueve, se pone al borde del sillon, se siente niño de nuevo y siente mucho placer culpable a pesar de que sabemos como terminara esto, despues de todo John Wick es imparable, la fuerza irracional de la furia, ojala hubiera muchos mas de estos, especialmente aqui en Culiacan ciudad de los juniors. Ademas a la cinta de David Leitch y Chad Stahelski sumenle las actuaciones de Willem Dafoe, John Leguizamo, Ian McShane, Alfie Allen y un largo etc., y tenemos un placer culpable mas que gustoso.

Calificación: Bien

No hay comentarios: